¿Cuándo acudir al logopeda?

 

 

Signos de alerta en el niño, II

(de 3 a 6 años)

Como ya hablábamos anteriormente en la entrada al Blog de Signos de alerta en el niño, I, acerca de los síntomas de alerta a los que hay que prestar atención, ahora en esta entrada al blog abordaremos los signos de alerta en niños de 3 a 6 años.

Si cumplida una edad determinada, un niño no ha adquirido unos niveles de desarrollo del lenguaje determinados podemos sospechar que exista alguna dificultad y será beneficioso dar atención a dicha dificultad, para asegurarnos que nuestro hijo tenga el nivel más adecuado de desarrollo acorde a su edad. 

 

A continuación, encontramos los signos de alerta a los que hay que dar atención en los niños entre 3 y 6 años:

 

A los 3 años los niños ya son capaces de hacer un discurso, aunque cometan algunos errores. Deben hacer frases de la forma "mamá quiero agua", "papá toma la pelota" y similares. Aunque haya sonidos que no sepan articular todavía como la /rr/, la /s/, la /z/ o la /ll/, la mayor parte de su discurso debe ser entendido. Si observamos que acortan las palabras (ej."me" por "mesa")  o usan un número muy reducido de vocabulario es importante consultar al especialista.

 

A los 4-5 años permanece la dificultad para pronunciar bien la mayoría de sonidos, no emplea artículos, preposiciones, pronombres, adjetivos, no responde a las preguntas qué, quién y dónde, presenta un vocabulario reducido, tiene dificultad para contar una historia breve, no comprende bien lo que se le dice o no muestra interés en el juego.

 

A los 5-6 años continúan las dificultades en la articulación, tiene dificultades para comprender a los demás, dificultades para atender, por ejemplo cuando le contamos un cuento, comete errores en la estructura de las frases... 

A esta edad es importante que no existan estas dificultades en el habla ya que pueden influir en el aprendizaje de la lectura y la escritura.

 

Para finalizar, hay que destacar que al referirnos a la edad, debemos entender que se usa como referencia para saber cuándo el niño debe haber adquirido el desarrollo evolutivo correspondiente a su edad, pero, por ejemplo, cuando hablamos de que a los 4 años debe emplear artículos, no quiere decir que el día en que cumple 4 años debe empezar a emplear artículos, debemos saber que hay un rango de margen en que debe empezar a emplear los artículos. Por tanto, los límites de edad marcan referencias del desarrollo evolutivo, no son estrictamente numéricos, pero sí muy importantes a tener en cuenta como referencia de dificultades en el desarrollo del lenguaje, por ello el motivo de esta entrada en el  blog. 

 

 

Ángela Sánchez

 

 

Si necesita más información no dude en contactar conmigo

 

 

Comparte esta entrada del blog: