¿Cuándo acudir al logopeda?:

Signos de alerta en el niño, I 

(de 0 a 24 meses)

 

A veces nos preguntamos si nuestro hijo o hija debería acudir a un profesional. Lógicamente tenemos tendencia a hacer comparaciones entre nuestro hijo/a y otros niños de su entorno y es cuando observamos diferencias, lo que nos lleva a dudar si necesita ayuda profesional o no. Además, a esto añadimos la opinión de los adultos de nuestro entorno (todavía es pequeño, dale tiempo, ya hablará...), opiniones muy importantes y a tener en cuenta pero que a veces aumentan nuestras dudas.

Es totalmente cierto que hay que darles tiempo para aprender en todos los aspectos del desarrollo, pero hay que tener presente que la mayoría de niños tienen un orden característico de evolución en el desarrollo y el aprendizaje, de esta forma, en cada rango de edad del niño le corresponde adquirir ciertos niveles de desarrollo. Todo ello, siempre teniendo en cuenta que cada niño es único y por tanto se desarrolla de manera única, en función de sus características biológicas, su entorno, la estimulación que recibe, el idioma que percibe, las características psicológicas, etc., por esto hay niños que aprenden antes y otros después.

 

Si sospechas que tu hijo/a pueda tener alguna dificultad de comunicación, a continuación te mostramos los signos de alerta en las diferentes edades: 

 

 

A los 3 meses no sonríe ante las caras y voces de familiares.

A los 5 meses no orienta su atención hacia los sonidos o no produce ningún sonido.

A los 12 meses apenas emite sonidos, no responde a su nombre, no señala para pedir o mostrar algo, no dice hola o adiós con la mano.

A los 18 meses no emite palabras aisladas, no entiende órdenes sencillas como "dame", "mira", "ven", o no usa jerga para hablar.

A los 24 meses no realiza emisiones de dos palabras como "papá pipí", "mamá mira", etc., no realiza contacto visual, no está interesado en mostrar cosas o jugar con adultos o con otros niños, no es capaz de realizar órdenes como "dame la muñeca", "coge la pelota"...

 

Ten siempre en cuenta que tú eres quien mejor conoces a tu hijo, pero si algo te  inquieta consulta con un logopeda. Este profesional realizará una evaluación y te indicará como abordarlo.

 

Recuerda...

¡¡Realizar una buena prevención es tan importante como una intervención!!

 

 

Ángela Sánchez

En las próximas entradas abordaremos los signos de alerta en las edades entre 3 y 6 años.

 

Si necesita más información no dude en contactar conmigo

 

 

Comparte esta entrada del blog: